Que hacer en potes con ninos

Skip links
Contents:
  1. Los imprescindibles que ver en Potes y el Valle de Liébana
  2. Las mejores cosas que hacer en Potes - Qué ver en Potes, España
  3. Casas rurales en Potes con actividades para niños

Ella tiene parte de su familia allí, así que hizo de nuestra anfitriona. Conocer la Torre del infantado.

Los imprescindibles que ver en Potes y el Valle de Liébana

Perteneció a familias nobles como la del Marqués de Santillana. Si es época, probar un cocido liebanego , a base de garbanzos pequeños y tiernos, acompañados de cecina o carne, berza y relleno. Beber orujo, de elaboración artesanal que es tan famoso que tiene hasta su propia fiesta durante el mes de octubre. Pilar, corrígeme si me equivoco jajaja..

Yo no iba muy convencida. Lleva abierto unos cincuenta años, sube a 20 visitantes a la vez hasta una altura de metros y en tan solo cuatro minutos. La idea de montar este enorme teleférico fue entre otros de un ingeniero llamado José Antonio Odrizola , cuya familia era de la comarca e ideó la manera de instalar un teleférico para viajeros en el mismo lugar donde había un cable que utilizaba la Real Compañía Asturiana de Minas para bajar mineral a las minas de Aliva.

Pagamos unos 16 euros por persona ida y vuelta creo recordar que los niños tenían precios especiales , a mí me pareció un poco caro que voy a decir yo que no iba a disfrutar nada el paseo: Entramos en la cabina y al cerrarse las puertas comenzó a moverse. A nuestra llegada a Potes nos estaba esperando el dueño del alojamiento que habíamos reservado Apartamentos Casa de la Abuela , la verdad es que es un señor muy amable, dispuesto a ayudar y aconsejarte en todo.

Las mejores cosas que hacer en Potes - Qué ver en Potes, España

En la planta superior el dormitorio, con una cama super cómoda. Es un estudio muy acogedor y luminoso, con unas vistas impresionantes del entorno. Nos encontramos muy a gusto allí.

Es el lugar perfecto para relajarse y desconectar de la rutina diaria. Hacía bastante frío pero no es un problema llevando un buen abrigo, el pueblo es pequeño y se puede recorrer andando.

Otras cosas interesantes:

Dimos un paseo por las calles empedradas del pueblo, admirando cada rincón que encontramos a nuestro paso y almorzamos en el asador Casa Llorente. La comida en el asador es deliciosa y el precio normal respecto a la calidad que ofrecen, el servicio también fue bueno. En esa zona había bastante nieve y aprovechamos pasar una rato divertido jugando con la peque a lanzarnos bolas de nieve, ya que en nuestra tierra, Tenerife, no lo tenemos tan accesible.

Para cenar elegimos el Rincón de Nisio y tampoco nos defraudó, la calidad-precio muy buena y el servicio también. En nuestro segundo día en Potes quisimos hacer una excursión hasta Alto Campoo para pasar el día esquiando.

Casas rurales en Potes con actividades para niños

Cuando llegamos a la estación alquilamos los equipos en Dimas Ski , hay varias opciones para alquilar y reservar clases en el parking justo antes de la entrada a la estación. Una vez en la estación compramos los forfaits.

La experiencia de Alessia con la nieve fue estupenda, le encantó esquiar por primera vez y jugar con la nieve, es algo que no tiene oportunidad de hacer donde vivimos y lo disfrutó muchísimo. Después de un día de esquí, Alessia disfrutó y lo hizo muy bien y Diana luchó por llegar al final de la pista que eligieron para debutar como esquiadora, acabamos todos destruidos y con ganas de una buena ducha y descanso.

En el tercer día en Potes quisimos tomarlo como un día de relax, y visitamos algunos lugares cercanos e interesantes que nos recomendó el dueño de nuestro alojamiento.

La primera parada fue Mogrovejo, a mí particularmente me encantó, ya que de pequeña era una fan incondicional de Heidi y fue como trasladarse al escenario de la película, de hecho fue el escenario donde rodaron Heidi, la reina de la montaña. Es un pueblo con un encanto particular, en el que podría retirarme durante una temporada, rodeada de naturaleza y alejada del desenfreno de la rutina diaria.

El cocido lebaniego se compone de una sopa de cocido y de segundo un cocido con carne, garbanzos, cecina, tocino, etc.