Blog de relatos

Blog de relatos y novelas románticas.
Contents:
  1. LIBROS DE RELATOS PUBLICADOS
  2. Blog de relatos breves, historias cortas y Madrid | Nahuel Furrer
  3. Relatos para leer de pie...
  4. Lecturas 2018.

De peluches de dos metros de altura. De saliva malgastada. Y de emociones.

LIBROS DE RELATOS PUBLICADOS

Relato corto: Emocionarse Aparcar en la puerta del local de moda del centro de la ciudad. Enchufar ella memoria USB a la primera. La tercera temporada de la serie de Nic Pizzolatto ha subido el listón con respecto a la segunda. En ese preciso instante comprendió Dios que cada acontecimiento debía ocurrir a su tiempo. Me gustan todas tus horas, pero te prefiero a las Es entonces cuando abres los ojos y me miras como si el mundo empezara de nuevo. Relatos sobre parejas. El domador hace desaparecer al león mientras realiza malabarismos con él sentado sobre un trapecio.

Relatos extraños. En el principio. Gracias a la hipnosis llegó a conocer algunos detalles de sus vidas anteriores. Con mucha paciencia atravesó los siglos de manera inversa a su curso habitual, hasta lograr recordar la incomodidad de aquella maldita hoja de parra y explicar su total aversión a cualquier tipo de manzana. Igual que ahora, vaya.

Datos personales

Mi memoria ha preservado de aquel curso tres eventos peculiares. El primero fue la advertencia del secretario del centro, intimo amigo de mi tío, de que evitara congeniar demasiado con un determinado compañero de clase, considerado una nefasta influencia. Otro acontecimiento que me impactó de aquel año fue descubrir un universo completamente nuevo y que me impactó profundamente.

Blog de relatos breves, historias cortas y Madrid | Nahuel Furrer

Desde pequeño había participado en campamentos del Frente de Juventudes, incluso había llegado a formar parte de la OJE, pero cuando conocí el escultismo tuve la sensación de que, por fin, había encontrado mi sitio. Era muy difícil que en mitad de la Sierra de Tramontana alguien te impidiera cantar a pleno pulmón canciones de Raimon, de Aute o del Llach antifranquista —no del independentista en el que ha mutado recientemente—. Que nadie vaya a pensar que nos estaban inoculando el marxismo en vena.

Atrapada Infraganti - Relatos Eroticos De BDSM

Como había dicho, ese año el COU comenzó a ser mixto —el concepto de coeducación vino después, con la democracia—, aunque con una característica muy especial, solo había una chica entre un montón de chicos. Casi al final de curso y como ya se nos consideraba mayores, nos permitieron hacer uso de la biblioteca del colegio para estudiar y aprovechar horas en las que no teníamos clase y allí coincidí con Margarita. Francamente no recuerdo su físico, aunque la supongo bella. Se acercó a la mesa corrida donde yo tenía desplegado mi material y, tras saludar en voz baja, sacó libros y cuadernos y se puso a trabajar.

Al rato la oí rezongar frustrada, como si no consiguiera sacar adelante alguna tarea, pero no le presté mayor atención. No os voy a negar que me hinchaba como un pavo al observar los rictus de envidia de mis amigos cada vez que me cruzaba con ella en el vestíbulo o en las escaleras y me saludaba sonriente, pero la cosa nunca pasó de ahí. Margarita fue como una luz entre grises que se desvaneció, pero que ha permanecido en mi memoria junto a la de otras mujeres que marcaron mi vida.

Supongo que se marcharía fuera de la isla a terminar sus estudios, porque en la isla no era posible. El COU del año siguiente contó con mayor presencia femenina, pero no tuve trato con ellas. El documental de anoche sobre los setenta y la constitución hizo que me acordara de ella y que me diera por pensar. A veces tengo la sensación de que el circulo se cierra y las pesadillas retornan. Que el amor nos trastorna, es cosa sabida. Mutamos incluso físicamente, intentando mejorar figura e imagen para agradar al destinatario de nuestro amor. Para ello comenzamos dietas imposibles o sufrimos en gimnasios y parques como modernos sísifos urbanos.

Otras mutaciones cercenan nuestras inhibiciones, concibiendo verdaderos monstruos ridículos, que deambulan por la vida disfrazados como si habitaran en un carnaval perpetuo.


  1. Libros del autor.
  2. chistes de haimito!
  3. Relatos breves, historias cortas y Madrid.
  4. Estamos en GOODREADS.

Se enamoró sin mesura y ese amor catalizó una alteración que lo desnortó. Podía haberse enamorado de cualquier mujer. Esa pasión liberó a la bestia, que tras devorar todas las inhibiciones que lo aprisionaban, lo transportó a un universo propio donde era feliz. Sin límites ni barreras se abandonó al placer absoluto, a un disfrute pagano y carnal, a la felicidad extrema exorcizada por religiones y convencionalismos sociales.

Como en toda historia de amor desmedido,aparecieron los celos y comenzaron a pudrir la relación.

Relatos para leer de pie...

Sospechas, dudas y desvaríos crecieron exponencialmente hasta invadir su raciocinio. La escueta y triste nota que apareció en la prensa local ni siquiera se aproximaba a la realidad. Hablaba del fallecimiento, sin motivos aparentes, de un joven al que la vida le sonreía y que parecía feliz. Mientras caminaba, la noche se iba adueñando de la ciudad.

Las calles se vaciaban de gente y los edificios se iluminaban con una opulencia indecente, contrastando con la oscuridad que ocultaba a los miserables hacinados en los escasos lugares donde la temperatura exterior podía combatirse. Seguía manteniendo aquella rutina que inició cuando él desapareció. Cada quince de noviembre se aproximaba al pequeño parque donde se besaron por primera vez. Esa cita nocturna se repitió durante tres años sin que nada la turbara, pero hoy era diferente.

Lecturas 2018.

Una lona oscura protegía las luces y a las personas de uniforme que rodeaban una fosa recién excavada. Basado en una noticia reciente. Ahí estaban de nuevo esos malditos espectros intentando amedrentar al personal y acaparando las portadas de los medios. Todas las mañanas tenía la costumbre de darle una vuelta a sus redes sociales antes de desayunar, como contrapeso a las noticias que luego podría encontrar en la prensa diaria.

Un mensaje en Twitter despertó a la vez su curiosidad y su indignación: Aunque sabía en qué día y año estaba, tuvo la tentación de comprobar si el calendario había retrocedido hasta el año 81 del siglo pasado y si los militares seguían siendo aquel grupo de presión capaz de doblegar las decisiones políticas tomadas por los verdaderos representantes del pueblo.

Curiosamente algunos firmantes se repetían en manifiestos separados casi cuarenta años.